Elige el mejor humidificador y ¡despídete de la sequedad ambiental!

El uso del aire acondicionado en verano o la calefacción en invierno reduce la humedad de nuestras viviendas, afectando a la calidad del aire que respiramos y perjudicando nuestras vías respiratorias y piel.

Por suerte, contamos con los humidificadores como aliados para mejorar la humedad ambiental de nuestro hogar y con ella nuestra salud. De hecho, según un estudio de la editorial científica Biomed Central, instalar un dispositivo de este tipo en nuestras viviendas disminuía la supervivencia del virus de la gripe del 17% a casi el 32%

En este artículo te vamos a explicar qué debes tener en cuenta a la hora de comprar un humidificador, los pros y contras de los diferentes modos de funcionamiento y variedad de nebulizadores que encuentras en el mercado.

Tipos de humidificadores según su funcionamiento

El proceso de compra de un humidificador que se adapte a nuestras necesidades puede ser un proceso complejo. La variedad de modelos, fabricantes, prestaciones y tipo de funcionamiento puede llegar a ser confuso. Para que puedas escoger el humidificador que mejor se adapta a tus circunstancias hemos preparado una guía de compra que te proporcione toda la información que necesitas antes de comprar un humidificador.

Vapor Caliente

Humidificador de vapor caliente
Generan una humedad cálida en el ambiente gracias al calentamiento del agua de su depósito. Incrementan la temperatura ambiental unos grados por lo que es ideal para la temporada de invierno

Vapor Frío

Humidificador de vapor frío, ya sea por ultrasonidos o por evaporación
Aumentan la humedad ambiental sin necesidad de aumentar la temperatura del agua como, lo que les convierte también en el humidificador ideal en verano. Según su funcionamiento pueden ser ultrasónicos o por evaporación

Por ionización

Humidificador por iones
Gracias a su filtro irónico previenen los contaminantes que se puedan generar en los depósitos de agua, consiguiendo un efecto esterilizador.

Beneficios de los humidificadores

Los motivos para adquirir un humidificador son principalmente la mejora del ambiente seco de nuestros hogares y aliviar algunos de los inconvenientes que esta sequedad generan: problemas respiratorios, de piel como eccemas, irritación de los ojos, …

Solemos creer que es en verano, a causa del calor y uso de aire acondicionado, cuando experimentamos los problemas de un ambiente seco, principalmente en zonas alejadas de la costa. Sin embargo, también en invierno, con el uso de la calefacción, el ambiente se reseca notablemente pudiendo provocar los mismos inconvenientes que un verano muy seco.

El uso de un humidificador nos permite controlar la humedad ambiental, la cual debe estar entre un 40% y un 60%, y poder disfrutar de todos sus beneficios.

  • Reduce la electricidad estática, o lo que es lo mismo, los desagradables calambrazos que surgen cuando tocamos a otra persona u algún otro objeto del hogar.
  • Para los colectivos mas vulnerables como son los niños y personas mayores, que son más sensibles a la sequedad del ambiente y vulnerables a virus y otros patógenos, el incremento de la humedad les permite mejorar su calidad del aire y evitar la sequedad de sus vías respiratorias.
  • Mejora notablemente muchas enfermedades respiratorias como son catarros, alergias, gripes, irritación de garganta…
  • Favorece la hidratación de la piel y reduce los efectos de la descamación de la piel en casos de eczemas, dermatitis atópica, …
  • Mejora las superficies de nuestros muebles, también afectados por la sequedad de la atmósfera en su barniz y pintura.

En resumen, la inversión en un humidificador puede suponer la solución o al menos un gran alivio tanto en verano como en invierno a la sequedad del ambiente, siendo especialmente interesante si en la familia se encuentran bebés, niños y/o personas de edad avanzada, más sensibles a complicaciones respiratorias. La salud es muy importante y un humidificador siempre será una buena inversión para no ponerla en riesgo.

En el caso de que además de incrementar la humedad del ambiente quieras purificar el aire ya sea por la presencia de pelo de tus animales domésticos, ácaros, contaminación que entra de la calle al ventilar, …, puedes complementar el uso del humidificador con los purificadores de aire, los cuales con sus filtros y modo de funcionamiento son una opción también muy atractiva a incorporar en tu hogar.

Precauciones en el uso de humidificadores

Los humidificadores tienen grandes beneficios como hemos visto anteriormente, pero requieren supervisión y una limpieza adecuada para que no se conviertan en un enemigo para nuestra salud.

  • La limpieza cada 3 días o según indique el fabricante es sumamente importante para evitar la colonización en los reservorios de patógenos como son las bacterias y hongos, principalmente en los humidificadores de frío.
  • En caso de niños con asma o rinitis alérgica es importante consultar con el médico antes de usar este tipo de dispositivos.
  • Se debe usar hasta que se alcanza la humedad deseada, ya que una humedad excesiva por encima del 60% también puede ser perjudicial para nuestra salud, proliferando los ácaros y hongos. En el caso de que tu hogar tenga no tenga un ambiente seco sino un exceso de humedad, tendrías como solución los deshumidificadores que pueden ser refrigerantes o desencantes en función de su modo de funcionamiento.
  • En el caso de los humidificadores por vapor caliente, es importante tenerlos alejados de los niños para evitar accidentes como son quemaduras por contacto.

En resumen, los humidificadores no son aparatos complejos y su uso sencillo e intuitivo los convierte en un elemento esencial de nuestro hogar, tomando siempre en consideración las indicaciones del fabricante. Así pues, te invitamos a leer nuestra guía de compra para que después solo tengas que rellenar de agua el recipiente del humidificador, conectar a la red eléctrica, regular la intensidad de la humedad y disfrutar.

Aceites esenciales que puedes utilizar con los humidificadores

Además ahora muchos humidificadores del mercado traen la posibilidad de incorporar aceites esenciales por lo que te puedes ver beneficiado no solo de la humedad en el ambiente que aportan sino de su aroma y propiedades terapéuticas. De cualquier forma en el mercado existen difusores específicos de aceites esenciales cuya finalidad reside en crear un entorno armonioso en tu hogar gracias a su olor y beneficios. Estos difusores pueden funcionan con agua (como es el caso de los humidificadores) o directamente con los aceites sin mezclarlos, manteniendo totalmente sus propiedades.

Dadas sus propiedades es importante que tengas en cuenta cuáles son tus necesidades para que elijas las mejor opción

  • Menta: Ideal para afecciones respiratorias y de estrés
  • Lavanda: Mejora la calidad del sueño y ayuda en las tensión muscular
  • Romero: Favorece la memoria y la concentración y ayuda con la tos
  • Limón: Disminuye las nauseas y aumenta la concentración
  • Ylang Ylang: Conocido por sus propiedades relajantes y afrodisíacas
  • Arbol de Té: Estimulante y energético en cuadros de debilidad general

Referencias

https://www.medicalnewstoday.com/articles/322228.php

https://medlineplus.gov/ency/article/002104.htm

https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/allergy-library/humidifiers-and-indoor-allergies

https://learn.allergyandair.com/humidifiers-for-allergies/